Casos ocultos de dopaje

Para no correr el riesgo de que una alimentación poco consciente o una actuación descuidada en el día a día conduzcan a casos ocultos de dopaje, los deportistas han de tener siempre presente que son los únicos que deberán asumir las consecuencias de los resultados positivos, independientemente de que se hayan dopado de forma intencionada o no.

spoon_medicine.jpg

Sustancias que pueden causar dopaje involuntario

Suplementos alimenticios

Los suplementos alimenticios son alimentos cuyo fin es complementar la dieta normal, y tienen un efecto nutricional o fisiológico. Pueden ser vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos o proteínas, pero también fibra y extractos de plantas y hierbas naturales. La oferta de suplementos alimenticios es muy amplia, y existe un elevado número de deportistas, sobre todo de élite, que los consumen para contrarrestar sus grandes demandas de energía y nutrientes.

food_supplements.jpg

Los suplementos alimenticios suelen tomarse en forma de pastillas, líquidos, cápsulas o polvos; sin embargo, no constituyen medicamentos, sino alimentos que suplementan la dieta normal. Por eso mismo, los deportistas sometidos a la normativa antidopaje deben ser extremadamente precavidos con este tipo de sustancias, ya que su ingesta puede provocar, por desconocimiento, positivos involuntarios. En efecto, no es infrecuente que los suplementos alimenticios estén contaminados con sustancias prohibidas a efectos del dopaje, ya sea a raíz de los procesos de fabricación, por la presencia de sustancias que no se indican en el envase o simplemente por manipulaciones deliberadas. Además, las normativas de fabricación no pueden compararse ni de lejos con las de los medicamentos, por lo que no ofrecen una seguridad total. Según informa la AMA, abundan los preparados que contienen sustancias prohibidas para los deportistas —como las hormonas esteroides o sus precursores— y la ingesta de estas sustancias contaminadas puede acarrear graves consecuencias para los deportistas, llegando incluso a producir resultados positivos por dopaje en orina. Según la normativa antidopaje, ello constituirá automáticamente un caso de dopaje (principio de «responsabilidad objetiva»).

Antes de consumir cualquier suplemento alimenticio, este debe ser analizado por una institución independiente para comprobar si contiene sustancias prohibidas. Lo mínimo que debe hacer el deportista es solicitar información sobre la pureza del producto a su fabricante. La adopción de estas medidas puede reducir el riesgo de dar positivo por dopaje tras consumir suplementos alimenticios. Los deportistas no deben olvidar su responsabilidad ni las posibles consecuencias del uso de este tipo de productos. 

!

Un estudio internacional auspiciado por el COI y llevado a cabo en el Instituto de Bioquímica de la Universidad de Educación Física de Colonia ha demostrado que aproximadamente el 15 % de los suplementos alimenticios comercializados en trece países distintos contenían anabolizantes (fundamentalmente prohormonas) que no estaban indicados en el envase. La presencia de anabolizantes en este tipo de suplementos se debe casi siempre a contaminaciones que no tienen los efectos de las sustancias prohibidas pero que pueden dar lugar a resultados positivos aunque el deportista no se haya dopado deliberadamente. Otro análisis similar realizado en Austria no hizo sino corroborar estos mismos resultados. En la actualidad, el citado instituto de la Universidad de Colonia está realizando un estudio de seguimiento encargado por la AMA.

DEFINICIÓN de suplemento alimenticio:

Los suplementos alimenticios están regulados en la legislación europea a través de la Directiva 2002/46/CE, en la que se detallan los minerales y las vitaminas autorizadas.

La norma define los suplementos alimenticios con el siguiente tenor: «Productos alimenticios cuyo fin sea complementar la dieta normal y consistentes en fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias que tengan un efecto nutricional o fisiológico, en forma simple o combinada, comercializados en forma dosificada, es decir cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras y otras formas similares, bolsitas de polvos, ampollas de líquido, botellas con cuentagotas y otras formas similares de líquidos y polvos que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias».

Medicamentos

Existen medicamentos y sustancias homeopáticas que cualquier deportista puede comprar en la farmacia, incluso sin receta, y tomar aparentemente con toda tranquilidad. Pero la realidad es bien distinta: incluso los medicamentos inocuos a primera vista pueden contener sustancias que infrinjan la normativa antidopaje. Es necesario consultar a un médico incluso antes de utilizar medicamentos para combatir resfriados, dolores de cabeza leves, náuseas o alergias para saber a ciencia cierta si presentan o no elementos prohibidos. Es la única forma de prevenir posibles positivos inesperados.

Cannabinoides

El consumo de cannabis fuera de las competiciones deportivas no está prohibido en todos los países. Además, el uso de cannabinoides (marihuana, hachís) en el ámbito del deporte de élite no mejora necesariamente el rendimiento, ya que el cannabis tiene un efecto sedante y relajante y suele reprimir la motivación de los deportistas. La prohibición del cannabis durante las competiciones se explica por su efecto tranquilizador y porque afecta la capacidad de percepción de los deportistas desinhibiéndolos, de forma que están dispuestos a asumir mayores riesgos.

!

La AMA ha establecido el límite de carboxi-THC en 150 nanogramos por milímetro. Dado que el consumo de cannabis solo está prohibido durante el día de la competición, este valor permite determinar si se ha utilizado esta sustancia en ese mismo día con fines dopantes. 

Sin embargo, el consumo de cannabis el resto del tiempo también conlleva un elevado riesgo de dar positivo por dopaje, puesto que el organismo almacena el tetrahidrocannabinol (THC) y es posible detectar la sustancia durante semanas.

 

Alimentación habitual

Algunas comidas o bebidas normales contienen sustancias prohibidas, por lo que pueden ser el origen de resultados positivos en los controles de dopaje realizados tras su consumo. El ejemplo más conocido son las semillas de amapola, pues contienen morfina, una sustancia incluida en la Lista de sustancias y métodos prohibidos de la AMA. En función del tipo de amapola y la cantidad empleada, pueden darse casos excepcionales de concentraciones muy elevadas de morfina que en los controles de dopaje provocan resultados positivos.

Otro ejemplo son las infusiones herbales asiáticas: el belcho (efedra) es una planta empleada en la medicina tradicional china para tratar los resfriados. Dado que contiene efedrina —estimulante prohibido—, tras su consumo es posible dar positivo en un control de dopaje.